Hace rato no escribo, y, es que con los tiempos que corren… de tener que ponerme a escribir cada pesadilla diaria lejos de escrito… sería una enciclopedia de varios tomos…

Se recordarán que yo me quejaba estando enferma de lo que me costaba conseguir un remedio o un turno, o hacerme mis análisis y tener los resultados, etc. ,bueno, para mí tranquilidad…todo eso muy pronto dejará de existir ya que como todos saben la salud pública agoniza… el Ministerio de Salud ya murió… no hubo velatorio, ni flores… fue cremado a cajón cerrado y tristemente no se dio la oportunidad a los enfermos de siquiera… despedirnos… “Adiós Ministerio de Salud” …

Que el señor te reciba en el cielo junto a todos los enfermos que ayudabas y que pronto estarán sentados a tu diestra.

Ahí no termina…

En esta fatídica epidemia hemos perdido también al Ministerio de Trabajo… algo tan básico, necesario y fundamental para asegurar la dignidad de todos los trabajadores y de la clase obrera en su conjunto…  “te vamos a extrañar”.

¿Qué pasa con la educación…las escuelas públicas… las facultades… el ministerio de educación, vas por el mismo oscuro pasillo hacia cadarzo…?

La pregunta es obligada… ¿qué clase de país se supone que se construye?

Donde los enfermos no son contenidos…

Los trabajadores no tienen derechos…

La educación es un lujo para unos pocos…

Como diría mi amiga Karina Jelinek… “lo dejo a tu criterio”.

Lo triste y escalofriante de toda esta situación que hoy atravesamos… no es la misma en sí…ni lo que acarrea… lo más triste y preocupante ES QUE DEJAMOS QUE ESTO PASARA…  Sí… Sí LO PERMITIMOS.

VIMOS COMO LE ROBABAN A LOS VIEJOS, UN MONTÓN DE CHANTAS REUNIDOS RESGUARDADOS POR FUERZAS ARMADAS MIENTRAS COMETÍAN SUS FECHORÍAS… VIMOS QUE CERRABAN FUENTES DE TRABAJO… VIMOS COMO TODO AUMENTABA Y AUMENTABA… AHORA VEMOS LAS CONSECUENCIAS… Y TODOS SEGUIMOS MIRANDO HORRORIZADOS…

INMÓVILES ANTE TANTA DESFACHATEZ

LA QUE NOSOTROS LE PERMITIMOS CONSTRUIR

A COSTA DE DESTRUIR… SÍ, DESTRUIR UN PAÍS
DESTRUIR LA SALUD…
DESTRUIR A LOS VIEJOS…
DESTRUIR LA EDUCACIÓN…
DESTRUIR NUESTROS BOLSILLOS…
DESTRUIR FUENTES LABORALES…
DESTRUIR LA INDUSTRIA NACIONAL (APERTURA DE IMPORTACIONES)
DESTRUIR A LA ARGENTINA…

VAMOS QUE SÍ SE PUEDE “POBREZA CERO” … SÍ, OBVIO, MUY PRONTO YA NO QUEDARÁ NI UN POBRE, NI UN ENFERMO, NI UN VIEJO, NI UN LABURANTE.

Analía Rocca


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *