¿Qué es "Que ReSuene!"?

Campaña de sensibilización sobre prostitución.

Que ReSuene! pretende ser un “resonador”, un eco de las voces de mujeres en situación de prostitución y trata con fines de explotación sexual que están plasmadas en el libro Palabras de Mujeres.

Si bien el diccionario define a la prostitución como la “actividad a la que se dedica quien mantiene relaciones sexuales con otras personas, a cambio de dinero”, podemos ampliar su complejidad citando a Diana Maffia en el libro Palabras de Mujeres: “en la enorme mayoría de los casos esa persona es una mujer, y el dinero que ella necesita lo tiene un varón. Es decir que las relaciones desiguales económicas están en la base de la explotación sexual de las mujeres.”

Partiendo de este aporte podemos afirmar que cuando decimos prostitución estamos hablando de patriarcado y desigualdades de género. Además, la misma experiencia de recorrer las calles de los barrios de Constitución, Once y Flores, en la Ciudad de Buenos Aires, desde hace 30 años, nos muestra que en su mayoría son hombres los que pagan a mujeres, trans y gays.

La feminización de la pobreza es una de las causas más feroces que empujan a las mujeres a la prostitución, pero hay otros dos factores predominantes con los que nos encontramos en los acompañamientos que realizamos diariamente: la migración y el analfabetismo.

El desarraigo, la soledad y la falta de contención familiar, hace que muchas mujeres migrantes sean víctimas de engaños y abusos de todo tipo. Vivir como “ilegales”, sin documentación por ser migrantes irregulares, ubica a las mujeres en una situación de vulnerabilidad que muchas veces las empuja a la prostitución por no tener otra alternativa para la subsistencia, pagar deudas de traslado y mantener a sus hijos o sus padres enfermos.

El analfabetismo o el bajo nivel educativo limitan en estas mujeres la posibilidad de conseguir un trabajo por no saber leer y escribir. Además, el no tener desarrolladas habilidades de comprensión cognitivas, favorece el engaño que las lleva a la prostitución. Somos testigos de que, al aprender a leer y escribir, muchas mujeres encuentran la salida a la situación de prostitución en la que se encuentran.

Está latente en Argentina el debate entre el reglamentarismo y el abolicionismo, dos posturas políticas y, por consiguiente, dos maneras en que el Estado puede legislar. Si bien existe otra postura que es el prohibicionismo, esta no se encuentra dentro del debate actual.

Simplificando un poco estos conceptos es posible describir al reglamentarismo como aquel que proclama la identidad de las mujeres como trabajadoras sexuales y pretende la legalización de dicho trabajo, mientras que el abolicionismo es el modelo que propone la despenalización del ejercicio individual de la prostitución, pero condena la explotación de la prostitución ajena (proxenetismo y trata).

Desde nuestra experiencia, en las calles escuchamos a las mujeres en situación de prostitución decir que están “trabajando”, porque es por medio de la prostitución que consiguen los ingresos para sostener a sus familias. Sin embargo, a diario recibimos sus demandas de búsqueda de trabajo para poder “dejar la calle”. Muchas lo expresan así: “necesito un trabajo de verdad”.

Tal vez ya sepas que la trata de personas implica la captación por medio de engaño o coerción, traslado y privación de la libertad para la explotación en beneficio de terceros. Esta es una definición que está detallada en el Protocolo de Palermo de Las Naciones Unidas.

Es importante resaltar que existen diversos fines de explotación dentro de la tarta de personas: explotación sexual, explotación laboral, extracción de órganos, matrimonios forzados, niños soldados, mendicidad, entre otros.

La trata con fines de explotación sexual se encuentra entre los delitos transnacionales más redituables del mundo. La mayoría de las víctimas son mujeres y niños/as. Esto no quiere decir que no existan, también, víctimas varones o transgenero, pero es en menor grado.

Los métodos de captación varían según el perfil de la víctima. Generalmente los tratantes buscan personas que experimentan algún tipo de vulnerabilidad como ser la falta de trabajo, la falta de educación, la pobreza, las situaciones de violencia intrafamiliar, como así también, la soledad o aislamiento, la falta de comunicación en la familia, entre otros.

Además, dependiendo del contexto de la víctima, para la captación se utilizan las redes sociales, anuncios publicitarios, falsas promesas de trabajo, sectas religiosas y hasta el enamoramiento haciéndose pasar por novios o parejas confiables.

Una vez que la persona fue captada es esclavizada para ser explotada sexualmente.

Si bien la trata, el tráfico y prostitución son realidades que se conectan, en su definición no son lo mismo y se diferencian unas de otras.

La trata es el delito que abarca la captación, traslado y privación de la libertad de una persona con un fin de explotación. El tráfico es el delito que se refiere al traslado de personas y cruce ilegal de fronteras internacionales. La prostitución es el intercambio de sexo por dinero o especies.

En algunas ocasiones, las personas víctimas de trata también  lo son de tráfico, debido a que son trasladadas de manera ilegal cruzando fronteras de distintos países, pero no siempre, porque existe la trata interna donde el traslado es dentro de un mismo país o ciudad. También puede darse una situación de trata donde el cruce de fronteras se de manera legal dado que forma parte del engaño.

Hay casos donde una persona en situación de prostitución es víctima del delito de tráfico, pero no de trata. La persona puede ser engañada con el fin de obtener ganancias en el traslado con cruce ilegal de fronteras, pero esto no tenga un fin de explotación directa. Sin embargo, una vez en el país de destino, puede que sea abandonada a su suerte y sin posibilidades de obtener una documentación de residencia que le permita trabajar,  no tenga otro remedio que recurrir a la prostitución para la subsistencia.

Y existen, además, muchas personas, especialmente mujeres, que sin ser víctimas de los delitos de trata y/o tráfico, se encuentran en situación de prostitución. Son múltiples los factores que intervienen para que una persona se encuentre en esta situación: abusos, violencia, pobreza, analfabetismo, estereotipos de género, entre otros. Otro factor que puede intervenir es el proxenetismo, es decir, el lucro con la prostitución ajena, lo cual es un delito en nuestro país, no así la prostitución.

Con todo lo dicho, es importante resaltar que son cuantisos los casos donde una misma mujer atraviesa estas tres realidades: Trata, tráfico y prostitución.

Si bien decimos que estas personas, en el caso de la trata, el tráfico y el proxenetismo, son “víctimas” de un delito, existe una corriente que nos invita a llamarlas “sobrevivientes”.

Libro: Palabras de Mujeres

Palabra de Mujeres es un libro que pretende ser un eco de las voces de las mujeres en situación de prostitución y trata con fines de explotación sexual, que acompañamos en los Proyectos Oblatas. Queremos que resuene este eco, llegue a muchas personas, y que sus voces nos cuenten sus verdades.

Al recorrer sus páginas nos encontraremos con una recopilación de las “palabras de mujeres” que se publicaron en la Revista Puerta Abierta entre los años 2010 y 2020. Las que escriben son mujeres de los proyectos de misión La Casita, CasAbierta, Centro Madre Antonia y Puerta Abierta Recreando. Ellas, en palabras textuales, nos cuentan sobre los temas que les interesan, les hablan a sus compañeras, nos hablan a cada una y cada uno de nosotros, nos interpelan y nos desafían a acercarnos a su interioridad, a su modo de entender la vida.

En el afán de organizar metodológicamente el material hemos creado ocho secciones que titulan los temas sobre los que las mujeres se expresan: prostitución, trabajo, migración, violencia, agradecimiento, solidaridad, espiritualidad y empoderamiento. Sin embargo, al avanzar en la lectura podremos advertir que los relatos hablan simplemente de la vida y, como toda vida, es imposible dividirla en estancos, por eso, los temas se cruzan, se mezclan y se complementan.

Con tu donación ayudas a que las mujeres de Puerta Abierta Recreando concreten sus proyectos, y te regalamos el libro Palabras de mujeres. Para adquirirlo contáctate a secretaria@puertaabiertarecreando.org.ar

Durante septiembre, por el lanzamiento, un bono contribución de $500.

A partir de octubre, un bono contribución de $1000.

libro

Contactate