Como entre todos los seres humanos, conociendo fundamentalmente las necesidades del otro y poniendo la mejor voluntad de parte de una-uno. Porque una puede tener mucha buena intención de ayudar, pero cada necesitado sabe lo que necesita. Y yo creo que si no se conocen las necesidades de la persona que una quiera ayudar, la ayuda resulta insuficiente, resulta insatisfactoria. A veces, entre mujeres, nos sabemos ayudar mejor, porque entre nosotras nos conocemos mejor y sabemos cuáles son nuestras propias necesidades y de nuestras pares.

Analia


0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *