…… 1968, ya se…. muchos años atrás. ¡El siglo pasado!. Más exactamente  el 18 de diciembre una joven de diecinueve años se preparaba para ir a una fiesta. Unos amigos de los padres cumplían veinticinco años de casados y lo festejaban. Fiesta familiar, pero, fiesta al fin.
En Caseros, provincia de Buenos Aires, un joven de veinticuatro años estaba con “bronca”, esa tarde tenía que ir a La Boca. Los tíos cumplían años de casados, los padres no podían porque la mamá había tenido una caída teniendo que hacer reposo. La hermana,  adolescente, insistía e insistía y al fin, después de muchos ruegos, aceptó acompañarla.
La pareja celebró primero con la Misa de acción de gracias. Ahí, decía el muchacho que sus ojos se posaron, por primera vez, en la chica. La chica recuerda que  lo vio en la fiesta y pensó: “que  bien está éste”
El muchacho empezó a visitar a la tía (nunca  lo había hecho antes)  averiguando datos de ella y así comenzó…. así nos conocimos. El muchacho Adolfo. La chica Mary. Yo. Así mi historia de vida. Así  empezó todo, el 18 de diciembre de 1968.
Me gusta recordar los comienzos.
Querría cambiar la historia mundial acostumbrada a recordar, a hacer  homenajes cuando un hombre o una mujer fallecen. Nos pasa con los próceres,  recordamos lo grande que fueron en sus vidas Belgrano, San Martín, el doctor Favaloro. ¿Qué día?.Y a   los santos, a Don Bosco, a San Cayetano, San Expedito cuando le pedimos su intercesión y así podríamos seguir…….. En nuestra familia, también, le hacemos Misa, por ejemplo, en el aniversario de su partida. No digo que está mal, hay que hacer lo que se siente, yo quiero recordarlo cuando nació, cuando nos conocimos, cuando nuestra historia empezó.
Esta página es para mi Adol.
La historia siguió, tres años de noviazgo, cuarenta y poquito más de casados, cuatro hijos, tres nietos…..toda una vida juntos con altos y bajos, con problemas y alegrías, es decir, CAMINANDO EN LA VIDA, con amor, con muchos cambios de opiniones (por buscar términos suaves) pero CAMINANDO EN LA VIDA.
El hizo su Pascua, yo no puedo dejar de recordarlo, de sentirlo a mi lado, de pedirle que me abrace todas las mañanas cuando me despierto. Me dicen que no lo dejo descansar en paz pero yo digo: “si lo jorobe en la tierra cuarenta y tres años bien puedo seguir jorobándolo”. ¿no? ja…ja..
Compartíamos muchas cosas, una de ellas el escuchar   boleros: Javier Solís, el Trío Los Panchos incluida Eydie Gorme, Armando Manzanero, María Marta Serra Lima, Roberto Carlos, Luis Miguel, etc., etc..
Y hoy,  me encuentro viviendo  algo de esos  boleros: “…..si Dios me quita la vida antes que a ti, le voy a pedir ser el ángel que cuide tus pasos…” Seguí cuidándome.
”…espérame en el cielo, corazón, si es que te vas primero, espérame que pronto yo me iré, ahí donde tu estés, espérame en el cielo, corazón,  para empezar de nuevo…”  bailábamos con la voz de  Pedro Vargas o Lucho Gatica.
Y yo le agrego que Dios querrá que vaya a tu lado por su infinita misericordia.
Siguiendo mi idea lo recordé ese día  en mi muro de Facebook. No sólo escribí sino que cambié la portada poniendo mi  mano luciendo la alianza que nos pusimos cuando cumplimos  cuarenta años de casados, fue en la Parroquia de La Virgen Inmaculada de Lourdes en Capital. El era devoto de esta advocación, vivía de soltero a pocas cuadras del Santuario, íbamos muchas veces  pero ese año ya no estaba en condiciones físicas para el viaje.
Y acá cambio un poquito  la partitura de otro bolero titulado: nosotros: “..nosotros que nos quisimos tanto, que del amor hicimos un sol maravilloso, no vamos a separarnos más……”

MARY FIORE


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.