Clara Sánchez

Dile no a la discriminación racial.
Nosotras las personas de color somos muy humilladas por personas con muy pocos sentimientos.
Muchas veces las personas se convierten en el verdugo de los demás.
Es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno y no ver primero la suya.
Todos los seres humanos somos iguales.
Rico, pobre, blanco o negro. Todos al igual que las plantas crecemos, nos reproducimos y morimos.
Todas las personas tienen iguales derechos.
Todos somos iguales ante los ojos de Dios.
No se puede ir por la vida pisoteando a los demás


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *