Bueno, me llamo Graciela. La verdad que tengo que dar gracias a las hermanitas que me dan mucha fuerza para seguir adelante y estoy pensando hacer otra cosa. Yo nunca pensé que iba a encontrar gente así que me abrieran la puerta sin nada a cambio. Me dieron una mano, la verdad que está bien el nombre de Puerta Abierta, porque es una puerta que se abre y te encontrás con mucho amor, muchos afectos, la verdad que es mi otra casa, me da paz y alivio de toda cosa que pasé y para todas ellas muy feliz Navidad y Año Nuevo para todas las de Puerta Abierta con mucho amor.
Yo empiezo un Año Nuevo y una casa nueva y le doy gracias a Dios el camino nuevo que estoy caminando y que me guía.
Graciela

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.