Hola mi nombre es Miriam, tengo 57 años. Hacía mucho que no escribía para la revista. Es que el año pasado con el trabajo y el estudio no me quedaba tiempo.

Hace tres años atrás me propuse una meta y les cuento que no fue nada fácil, había momentos de tanto cansancio que flaqueaba, pero sacaba fuerzas de donde sea y seguía adelante.

Tengo que reconocer, que la gente que me rodea me da fuerzas para seguir.

El año pasado terminé mi secundario, me recibí, un sueño hecho realidad, una meta cumplida.

Les cuento para que se animen a soñar, que todo se puede lograr. Los sueños los podemos hacer realidad, y en este 2019 ya me puse un par de metas, mas adelante les cuento.

Agradezco a Cristo por acompañarme en todo momento, a la Virgen María, a la Madre Antonia, al Negro Manuel, a todas las mujeres que trabajan en Puerta Abierta, a mi familia y amigos porque sola no lo hubiera logrado. Gracias.

Miriam


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *