Hola mi nombre es Hilda y quiero decirle que soy muy afortunada que Dios haya puesto personas tan hermosas en mi camino, comenzando por mi amiga Rossi que fue la guía para que yo pueda entrar a este hermoso lugar en el que pude encontrar la fortaleza para seguir adelante, mujeres que trabajan con amor, con dedicación, con entrega a enseñarnos lo hermoso que es vivir dignamente.
Mujeres que, sin recibir nada a cambio, dedican su tiempo a enseñarnos que siempre hay una puerta abierta para la salvación.
Aquí, después de tantos años, realicé un hermoso sueño que fue hacer mi primera comunión. Hoy siento que aquí encontré lo que siempre soñé: conocer más a Dios.  
Gracias a Pury, a las tres Noelias, a mi profe de computación que me banca todos los jueves, Constanza, y a Luisina que siempre tiene una sonrisa para todas. 
Bueno, aquí me despido con un abrazo grande y esperando que tengan una linda y hermosa Navidad.  

Hilda 

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.