Hola! Me gustaría contarles que en mis vacaciones salí a pasear con mis nietos y sobrinos, fuimos a la plaza, nos fuimos temprano, les preparé jugo y comimos unos ricos chupetines, más tarde salimos a la plaza nuevamente. No había muchos juegos, solo subibajas y tres hamacas, y entre ellos se divertían, se hamacaban y jugaban a la pelota también. Encontraron algunas piedras y tapitas, con las cuáles se pusieron a jugar un buen rato, luego nos fuimos a casa.
Cuando llegamos se metieron todos a la pileta y siguieron jugando hasta que vinieron las madres, empezaron a llorar ya que no se querían ir, la pasamos muy bien y nos divertimos mucho.


Adriana 

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *