Mes de noviembre, a un paso de terminar el año vivido en la alegría de contemplar el crecimiento de mi hija que cumplió sus quince años el 21 de octubre.
A su vez, mis nietos Maia, Uriel y Bairon también cumplieron años; ver cómo pasa el tiempo, como crecen, sanitos y lindos, no es porque lo diga yo que los quiero tanto, sino porque es así. También estoy agradecida a la vida por darme la familia que tengo y seguir hacia adelante descubriendo que hay muchas cosas por aprender, tal vez algunas me cuesten más que otras. 
Que terminemos este año llenos de PAZ, ESPERANZA y mucho AMOR son los deseos que quiero compartir con ustedes.

Ma. Alejandra

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *