En esta cuantas líneas les voy a contar una parte de lo que fue mi año 2015. En primer lugar, los primeros meses la verdad fui muy feliz porque al fin después de tantos años de angustia, dolor, sufrimiento y tristeza por fin pude viajar y reunirme con mi hijo y mi familia. En segundo lugar, de vuelta me invadió la tristeza al tener que partir otra vez, hasta que un día llego mi amiga Anny a mi casa y me invitó a venir a Puerta Abierta donde ella tomaba clases de repostería, pensó que no me iba a gustar pero se equivoco porque quede fascinada con la clase y las personas que me recibieron en este lugar. La verdad le estoy muy agradecida a mi amiga de que me haya traído acá, he hecho muy buenas amistades. 
En Puerta Abierta me tratan con cariño y respeto, le tengo mucho cariño a todas. En fin, no soy de contar ni hablar sobre mi vida por eso resumí lo más importante y lo bueno de mí, de este año 2015: viajar a mi casa, estar con mi niño y mis familiares, conocer la casa y las maravillosas mujeres de Puerta Abierta….

Rossi 

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *