Extracto del mensaje final del Papa Francisco

Primero que todo quiero agradecer a todos ustedes que han dado este testimonio de trabajo, de escucha, de buscar poner en práctica este espíritu sinodal que estamos aprendiendo y que todavía no atinamos a completarlo, pero estamos en un camino, estamos en un buen camino. Y estamos entendiendo, cada vez más, que es esto de caminar juntos, qué significa discernir, escuchar, incorporar la rica tradición de la Iglesia a los momentos coyunturales. 

Se abordaron cuatro dimensiones:

La dimensión cultural: hablamos de inculturación, de valoración de la cultura, y yo quedo contento con lo que se ha dicho al respecto, que está dentro de la tradición de la Iglesia, ya Puebla había abierto esa puerta, por nombrar lo más cercano. 

La dimensión ecológica: quiero acá rendir homenaje a uno de los pioneros de esta conciencia dentro de la Iglesia, es el Patriarca Bartolomé de Constantinopla. Esta conciencia ecológica que va adelante y que hoy nos denuncia un camino de explotación compulsiva, de destrucción al cual la Amazonia es uno de los puntos más importantes de todo esto, es un símbolo, yo diría, es aquí donde se nos juega el futuro, ¿no es cierto? 

La dimensión social: ya no sólo lo que se explota salvajemente es lo creado, la creación, sino a las personas. Y en Amazonia aparece todo tipo de injusticias, destrucciones de personas, explotación de personas a todo nivel y destrucción de la identidad cultural. 

La dimensión pastoral: el anuncio de un Evangelio que sea entendido, asimilado y comprendido por esas culturas. Y se habló de laicos, de sacerdotes, de diáconos permanentes, de religiosos y religiosas, de lo que hacen, y como fortalecer eso. Un punto importante de la parte pastoral es la mujer. El papel de la mujer en la Iglesia va mucho más allá de la funcionalidad y eso es lo que hay que seguir trabajando. 

Yo les pediría un favor, que en la difusión que hagan del documento final se detengan sobre todo en los diagnósticos, que es la parte pesada pero es la parte realmente donde el Sínodo se expresó mejor: el diagnóstico cultural, el diagnóstico social, el diagnóstico pastoral y el diagnóstico ecológico. Porque la sociedad tiene que hacerse cargo de esto. 



0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.