El 25 de julio de 2004, mientras ayudaba a su madre a traer y llevar flores del puesto que la familia tiene en la localidad entrerriana de San Benito.
Fue secuestrada de camino a su casa por Miguel Angel Lencina, un peón que vivía en ese pueblo, y existen sospechas firmes de que habría sido vendida para ser utilizada en redes de prostitución.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *