10 de diciembre: Día Internacional de los Derechos Humanos

Por Noelia Ramirez, osr

 

Cada 10 de diciembre se recuerda el día de los Derechos Humanos, una fecha instalada por las Naciones Unidas en el año 1950 para difundir los valores de la Declaración Universal de estos derechos luego de la Segunda Guerra Mundial. Los Derechos Humanos están incluidos en nuestra Constitución Nacional.

Si bien, en la Argentina esta fecha está íntimamente ligada a la Democracia, ya que se repudian los años de dictadura militar y se enarbola el derecho humano a la vida y el ejercicio de la política, en esta oportunidad vamos a detenernos a reconocer, pensar y problematizar el “Derecho de las humanas”.

La histórica Declaración, aprobada por la Asamblea General el 10 de diciembre de 1948, reafirma que «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos» y que «toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, […] nacimiento o cualquier otra condición». Sin embargo, las desigualdades de género impiden que estos derechos se apliquen “sin hacer distinción”. 

Vamos a detenernos ahora en el Artículo 3° de los Derechos Humanos:

“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.”

El derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad, en muchas ocasiones es un derecho negado para las mujeres. Solamente en el año 2017 se registraron 295 femicidios1.

Mujeres y niñas son vulneradas cotidianamente en sus derechos por el solo hecho de ser mujeres. ¿Dónde está el Derecho Universal a la seguridad personal cuando la violencia de género se ampara en el sistema patriarcal y capitalista?

Son escalofriantes los datos que presentó la Casa del Encuentro en el “Informe de investigación de femicidios en Argentina 2008-2017″:

Los derechos de las humanas son una deuda pendiente con el universo. Las desigualdades entre hombres y mujeres en el acceso a recursos de diferente índole vulneran los derechos de más de la mitad de la humanidad.

Es primordial para las mujeres la eliminación de toda clase de violencias y discriminaciones, así como garantizar el acceso a la educación, la vivienda y a la salud. Subsiste una marcada disparidad entre los géneros en la esfera jurídica y social: las mujeres trabajadoras siguen ganando de media un 24% menos que los hombres a nivel mundial.2

La feminización de la pobreza3 es un fenómeno que tiene sus raíces en las desigualdades de derechos por cuestiones de género. Aumenta el número de mujeres pobres, mujeres que se hacen cargo del mantenimiento del hogar y la crianza de sus hijos e hijas. Aumenta el número de mujeres a quienes no se les respeta el derecho a la vida, la libertad y la seguridad.

El Artículo 3° de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se respetará cuando las mujeres tengamos derecho a vivir con igualdad de oportunidades para el desarrollo personal, libres de estereotipos desvalorizantes y con la seguridad que implica el vivir libres de pobrezas y violencias de todo tipo.

La Argentina ha incluido los Derechos Humanos en su política de estado. Sin embargo, los derechos de las mujeres son vulnerados porque no se llega a cumplir la premisa de esta Declaración: derechos “sin distinción”. Por eso es posible afirmar que la realidad a la que nos enfrentamos las mujeres en cuestión de garantías de derechos es una deuda pendiente. 

Para finalizar esta reflexión comparto el estribillo de esta canción de Faviola Torrero, stj. :

“¡Libertad! Mujeres libres, sin cadenas ni pobrezas.

¡Libertad! Mujeres libres, con derechos en la tierra.” 4

 


1. Datos del Observatorio de femicidios de La Casa del Encuentro.

2.
http://www.un.org/es/sections/issues-depth/gender-equality/index.html

3. Feminizacion de la pobreza: nos referimos al aumento de las tasas de pobreza principalmente entre las mujeres. Causas: los roles de género, la división sexual del trabajo, la dificultad para acceder a la educación y a un trabajo digno y la discriminación histórica y presente hacia las mujeres, que son solo algunos de los motivos que afectan directamente a la estructura social.

4. Canto: “Voz de mujer”.

Categorías: capacitándonos

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.