Rezar y reflexionar sobre la trata de seres humanos: este es el objetivo del Día Internacional de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas, programado para el día 8 de febrero, día de Santa Bakhita.
Esta Jornada es promovida por las Uniones Internacionales de los Superiores Generales de Congregaciones y Órdenes Religiosas, de mujeres y hombres, por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes y por el Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz.
Y el Papa Francisco, un año más, apoyado por estas entidades, nos invita a rezar.
Desde el inicio de su Pontificado, el Papa Francisco ha denunciado muchas veces la trata de seres humanos, definiéndolo como «un crimen contra la humanidad» y llamando a todos a hacerle frente y a cuidar a sus víctimas. “Necesitamos tanto eliminar las causas de este fenómeno tan complejo como también asistir adecuadamente a las personas que caen en los lazos de la trata” (Palabras del Papa Francisco a los miembros del Grupo Santa Marta y RENATE, octubre-noviembre 2016).
Desgraciadamente el número de víctimas aumenta cada año. Millones de hombres y mujeres, niños y adultos son víctimas de trata en todo el mundo. Personas en estado de esclavitud se venden como una mercancía, prostitución, tráfico de órganos, esclavitud laboral, niños para la mendicidad…, y tantas otras esclavitudes que nos rodean.
Este año se quiere poner el acento en la esclavitud infantil con el siguiente lema: ¡SON NIÑOS, NO ESCLAVOS! Hoy es el día propicio. Ojalá escuchemos hoy la voz del Señor y no nos rindamos. Juntos somos más fuertes, también en la oración:
Para ver mejor el camino de trabajo conjunto.
Para iluminar la oscuridad causada por todo lo que explota la vida con fines de lucro.
Para dar esperanza a quienes viven el drama de la trata.
Para transformar la mente y el corazón, romper la superficialidad y la indiferencia.
Para reconocer a cada persona como un hermano y una hermana.
Para eliminar las causas que apoyan la trata de personas en todas sus formas.

Para vivir la profecía de la acción de Dios en la historia.
Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.