Una vez más la Madre Antonia hizo un milagro: mi hermano tuvo un accidente (sumado a las cuatro operaciones que tiene) y gracias a Dios va todo bien. Quisiera decir que estoy muy agradecida  por lo que me ha pasado en estos dos meses que han sido increíbles.
Además, estoy  muy agradecida  por lo que me ha pasado en este tiempo, fue algo increíble pero a su vez muy doloroso, no solo el accidente de mi hermano, sino que también la salud de mi abuela que lucha por vivir.
Quiero decirles que así como yo he llegado a Puerta Abierta, muchas de ustedes pueden hacerlo. Yo pensaba que sola no podía salir adelante y gracias a Dios no me ha hecho faltar ese trabajo, me siento súper feliz como estoy. 
Nuevamente agradecer  a Puerta Abierta, a todas y en especial a Noelia Álvarez, mi paño de lágrimas. 
He conocido personas maravillosas que me han ayudado mucho; como Diego, que me ha ayudado a encontrar trabajo, y estoy muy agradecida por ello. 

                                                                                                                              Wendy
Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.