En este día de la mujer, quiero hablar de unas mujeres que están con Dios y Madre Antonia, las siento mucho en el corazón, de esas mujeres que partieron he aprendido, una es mi maestra Mercedes, y Lili que fue una gran mujer, una gran luchadora, una buena compañera, hemos compartido distintos espacios, sincera mujer, madre luchadora igual que mi maestra Mercedes.
Le doy gracias a mi maestra Mercedes por todo lo que me enseñó, a las hermanas Oblatas por darme la oportunidad de cambiar. A toda la familia Oblata les mando mi abrazo.
En el día de la mujer una no sabe expresarse, pero no quiero dejar de agradecer y recordar a estas mujeres, las de Rosario, Buenos Aires, etc., digo lo que siente mi corazón. Muchos besos y que tengan un feliz día.
Stella, Rosario

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.