El juez federal Daniel Bejas dispuso el procesamiento para siete personas acusadas, y pidió al gobierno provincial la clausura definitiva de esos lugares, luego de una investigación iniciada por la denuncia de Susana Trimarco.

Fuentes judiciales indicaron que el juez acusó a Mercedes Medina, Ernesto Robles, Juan Sarmiento, María Rosa Juárez, Susana Figueroa, Iván Frías y Eduardo Loto de integrar una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual.

Medina está señalada como la dueña del prostíbulo ubicado en Marco Avellaneda 666, y de otro ubicado en el pasaje Sargento Gómez, frente a la ex terminal de ómnibus, identificado como “Night Club”, ambos en la capital provincial.

“Los prostíbulos constituyen el destino por excelencia de la trata de personas con fines de explotación sexual”, afirmó Bejas en el fallo.

La causa se había iniciado a principios de año por una denuncia realizada por la fundación María de los Angeles contra Medina y Robles por trata de personas, cuya explotación se produciría en el “Bar California” y en el “Night Club”.

El “Bar California” ya había sido clausurado al menos tres veces, luego de los operativos realizados por la división Trata de Personas, a cargo del comisario Julio Fernández.

A pesar de que el local volvía a abrir, los allanamientos permitieron obtener datos de los presuntos regenteadores del lugar.
Luego de varios meses de investigación, Bejas dispuso las detenciones y los allanamientos, que se realizaron el 13 de septiembre por la noche.

“La violencia contra la mujer en todas sus manifestaciones, más aún frente a la explotación sexual, ya dejó de ser un problema íntimo y oculto, para convertirse en un problema del Estado”, afirmó el juez Federal en la sentencia.

El magistrado dispuso también comunicar la sentencia a las autoridades provinciales, para que “en el marco de la ley provincial ‘Prostíbulo Cero’, procedan a la clausura definitiva de los locales investigados”.

“Es una línea coherente con el resultado de la causa que busca cerrar definitivamente estos prostíbulos”, señaló el abogado Carlos Garmendia, de la fundación María de los Ángeles.

El letrado se mostró conforme con la investigación de Bejas y resaltó que “esperamos que todos los proxenetas tengan el mismo destino: la cárcel”.

Fuente: Telam

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El juez federal Daniel Bejas dispuso el procesamiento para siete personas acusadas, y pidió al gobierno provincial la clausura definitiva de esos lugares, luego de una investigación iniciada por la denuncia de Susana Trimarco.

Fuentes judiciales indicaron que el juez acusó a Mercedes Medina, Ernesto Robles, Juan Sarmiento, María Rosa Juárez, Susana Figueroa, Iván Frías y Eduardo Loto de integrar una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual.

Medina está señalada como la dueña del prostíbulo ubicado en Marco Avellaneda 666, y de otro ubicado en el pasaje Sargento Gómez, frente a la ex terminal de ómnibus, identificado como “Night Club”, ambos en la capital provincial.

“Los prostíbulos constituyen el destino por excelencia de la trata de personas con fines de explotación sexual”, afirmó Bejas en el fallo.

La causa se había iniciado a principios de año por una denuncia realizada por la fundación María de los Angeles contra Medina y Robles por trata de personas, cuya explotación se produciría en el “Bar California” y en el “Night Club”.

El “Bar California” ya había sido clausurado al menos tres veces, luego de los operativos realizados por la división Trata de Personas, a cargo del comisario Julio Fernández.

A pesar de que el local volvía a abrir, los allanamientos permitieron obtener datos de los presuntos regenteadores del lugar.
Luego de varios meses de investigación, Bejas dispuso las detenciones y los allanamientos, que se realizaron el 13 de septiembre por la noche.

“La violencia contra la mujer en todas sus manifestaciones, más aún frente a la explotación sexual, ya dejó de ser un problema íntimo y oculto, para convertirse en un problema del Estado”, afirmó el juez Federal en la sentencia.

El magistrado dispuso también comunicar la sentencia a las autoridades provinciales, para que “en el marco de la ley provincial ‘Prostíbulo Cero’, procedan a la clausura definitiva de los locales investigados”.

“Es una línea coherente con el resultado de la causa que busca cerrar definitivamente estos prostíbulos”, señaló el abogado Carlos Garmendia, de la fundación María de los Ángeles.

El letrado se mostró conforme con la investigación de Bejas y resaltó que “esperamos que todos los proxenetas tengan el mismo destino: la cárcel”.

Fuente: Telam

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.