Por Ma. Noelia Álvarez

Hace 152 años se ponía en marcha una Misión que aún hoy continúa en camino… Misión que soñó José María Benito Serra y para la que encontró una compañera de lujo, Ma. Antonia.
Juntos recorrieron muchos lugares en busca de una vida diferente, para que tantas mujeres de esa época, que estaban en situación de prostitución, estigmatizadas hasta su documento de identidad, tuvieran un espacio donde fueran dignificadas. Así fue que un 1º de Junio de 1864 se abrió la primera casa Oblata en Ciempozuelos, España.
Hoy la misión continúa en muchos países del mundo, donde seguimos acompañando a las mujeres en su lucha por una vida digna, en un mundo de exclusión.
Puerta Abierta Recreando es uno de esos lugares, espacio que continúa el sueño de Antonia y Benito. Donde cada día celebramos el poder estar juntas, hermanas y laicas/os, actualizando día a día aquella intuición que nuestros queridos fundadores nos legaron.

Son otros tiempos, claro, pasaron 152 años y este carisma particular al servicio del Reino sigue tan vigente como en los tiempos iniciales. Sueño de libertad, dignidad, acogida y sobre todo, misericordia.
Categorías: de interés

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.