Por Ma. Noelia Álvarez

“Amar y servir será nuestro lema”

Estos días son muy importantes para toda la familia Oblata, son días donde hacemos memoria del caminar de Madre Antonia, reflexionando sobre su vida.

Recodamos su paso, que nos anima a caminar y seguir las huellas de Jesús Redentor a su estilo, estilo de mujer pedagoga y militante de los derechos de las mujeres.

Ella nos regala un carisma del cual, 120 años después, seguimos siendo herederas/os.

En su testamento a las Oblatas, deja un mensaje que hoy se puede extender a todas y todos quienes compartimos su espiritualidad.

Nos invito a leer y reflexionar su mensaje:

“…Imitar el amor y la delicadeza de Jesús…que rebosen de caridad todos nuestros corazones por las mujeres…que con amor santo y paciencia sin límites, amar la virtud, mas aún con nuestros ejemplos que con nuestras palabras”.

“Poco a poco y solo poco a poco y con paciencia….las mujeres han roto algunas cadenas, si, pero no han roto los hilos que tienen aprisionados……Hay que ir cortando poco a poco esos hilos sin herir la parte dolorosa, con cariño, con heroísmo, con…paciencia”.

“Que amen a las mujeres, que se acostumbren a las mujeres…que sepan tener paciencia, pero no esa paciencia fría, helada, estoica…sino una paciencia dulce, amorosa…paciencia en la que conozcan que hay amor de Dios. Que al par que sean pacientes sean firmes, pero con firmeza razonada”.

“Vivir el evangelio de la paz. Esta es nuestra misión en la construcción del Reino: anunciar la paz, dar la paz, dejarla como un don del Espíritu en el corazón agredido de la mujer que llega al hogar caliente de nuestras casas”.

“Paz con Dios, con el prójimo y con nosotras mismas; así se asegura la felicidad en este mundo y en el otro”1. Las palabras de Antonia nunca son estáticas, son dinámicas y se prolongan y actualizan en la vida de sus discípulas/os.

Su Espíritu no es parte del pasado, sino del presente en nuestras obras y acciones en favor de las mujeres.

En cada edición de la revista, podemos rezar, por los favores concedidos, como también poner la confianza en ella.

Venerable Madre Antonia ruega por nosotras y acompaña nuestro camino y el de todas las personas que te invoquen y pongan su confianza en vos.

Que así sea.

1. Cfr. Testamento Ma. Antonia
Categorías: de interés

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.