Se sienten pasos calientes, pasos dolientes, pasos fuertes. Se sienten pasos compañeros, esperanzados, pasos brillantes. Y se escuchan cantos, se escuchan gritos, ya no hay silencio.
Estamos marchando, nosotras, las mujeres de hoy y de mañana, apoyadas en la lucha de nuestras antecesoras. Somos nosotras, mujeres de todos los tiempos y salimos a la calle en el día de la mujer.

En Puerta Abierta Recreando nuestras voces de mujeres se escaparon por las “puertas y ventanas” y rumbearon hipnotizadas por las voces y los pasos de miles de mujeres que marcharon por las calles de esta ciudad. 
Fue imposible detenerlas. Salieron de nuestras gargantas, se plasmaron en pancartas y nuestras manos las elevaron sin pedir permiso. Ellas, nuestras voces, ya no fueron nuestras, se convirtieron en las voces de miles de mujeres en el mundo entero.
Y salimos a marchar y nuestros pies marcaron un paso desordenado. Sí, desordenado. Porque mi paso de mujer, tu paso de mujer, nuestros pasos de mujeres, hicieron temblar el mundo, pero en ritmo de diversidad. La marcha del 8M no fue armónica, fue revoltosa, bailarina, rápida o lenta, llena de creatividad genuina.
Ahí estábamos nosotras. Todas mujeres, todas distintas y por momentos, tan iguales.  
Fue emocionante sentirnos parte de un mismo cuerpo, un movimiento interminable de mujeres marchando al estilo de mujeres, sin ritmos simétricos, más jóvenes o más viejas, rubias, castañas y negras, todas convertidas en un “nosotras mujeres”.  
Si bien los gritos que se oían eran diversos, reflejaban claramente la denuncia por la desigualdad de derechos, no derechos especiales, “derechos humanos” para humanas que vivimos en sociedades patriarcales donde se naturalizan las relaciones asimétricas de poder entre hombres y mujeres.
Nosotras paramos el 8M. Fue una decisión colectiva. Y nos sentimos felices de ser protagonistas y estar haciendo historia en la lucha por los derechos de las mujeres. 

Categorías: de interés

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.