Yo siempre viví en estaciones de trenes, porque mi papá era jefe de estación en varias poblaciones del sur de la provincia de Tucumán. Voy a contar de las que más me acuerdo.
Los Sarmientos, allí hicimos el 1º grado mi hermana que me sigue y yo. La escuela, para nosotras que siempre vivíamos en el campo, era como algo tan novedoso, porque allí nos iban a enseñar y escribir números y letras, teníamos con quien jugar y conversar en los recreos, además todas las mañanas nos repartían un pan francés a cada niña, que el conserje traía a repartir. El pan era muy rico y las maestras muy buenas. Todas se portaban muy bien, nos daban cuadernos y lápices que en ese tiempo el Consejo de Educación mandaba a todas las escuelas de Tucumán.
Mis hermanos y mi mamá siempre viajábamos en tren porque mi abuelita la madre de mi mamá vivía en Concepción y como nosotros no pagábamos el boleto porque cada uno tenía un abono gratis, mi mamá nos llevaba a Concepción, a Aguilares, a Los Sarmientos, a Río Seco, a Villa Quinteros y otras poblaciones, donde en distintos lugares nacieron mis hermanos y siempre éramos unidos y teníamos amigos y compañeros para charlar y disfrutar de fiestas y acontecimientos importantes.
Misara
Enero 2015

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.