Hola soy Adolfa. Con todo ya me conocen, hoy me siento contenta de haber logrado mi meta y especializarme como peluquera. Encontré muchas piedras  en el camino pero me pude superar, me siento en paz con Dios y conmigo misma.

Así le digo a mí amiga: que no se rinda, que de hoy depende mañana. Todo se puede en la vida.
Le doy gracias a todas las Hermanas Oblatas, que gracias a ellas estoy feliz como persona y mujer.
Gracias por ayudarme de corazón.
     
Sin ustedes no lo hubiese logrado. Gracias a  Dios por no desampararme.
Adolfa


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.